Qué hacer cuando su hijo adolescente elige malos amigos

El problema

Recientemente, un conocido educador hizo una lista con todas las preguntas que los padres de adolescentes le habían realizado. Se dio cuenta que de todos los temas que preocupan a los padres, el que surge más seguido es qué hacer acerca de los malos amigos. Este tema surge dos veces más que cualquier otro.

El educador decidió realizar un experimento muy interesante. En esa época, el estaba trabajando con un grupo de adolescentes con problemas. Muchos de ellos estaban distanciados de sus familias. Algunos de ellos habían resuelto sus diferencias y estaban comenzando a acercarse a sus familias nuevamente.

El hombre le preguntó a estos adolescentes: "¿Qué debo decirle a los padres para que sus hijos no tengan los problemas que tienen ustedes?"

Les pidió consejo en una cantidad de temas que los padres encuentran difíciles. En general, estos adolescentes dieron buenos consejos. Sin embargo, cuando les preguntó que hacer acerca del problema número uno que preocupaba a los padres, ninguno supo que contestar.

Luego les preguntó a estos adolescentes qué fue lo primero que los metió en líos. La respuesta número uno fue: malos amigos.

Entonces el principal problema que preocupa a los padres acerca de sus hijos adolescentes, son los malos amigos. La primera causa por la que los adolescentes se meten en problemas, son los malos amigos. Y la respuesta que esos adolescentes dieron cuando se les pidió consejo para los padres fue: "No hay nada que los padres puedan hacer."



Las causas

Una razón por la que los padres no pueden separar a su hijo de los malos amigos es que el amigo generalmente tiene una relación más fuerte que ellos con su hijo. Cuando un niño es pequeño, sus padres son la mayor influencia en su vida. Cuando los niños entran a la adolescencia ocurre un cambio. Una de los hechos naturales del crecimiento es la ruptura con los padres y el acercamiento hacia los amigos. Esto es normal. Si el vínculo del niño con sus padres es sano, ellos eventualmente renovarán ese vínculo. Esto sucede hacia el fin de la adolescencia. Pero durante la mayor parte de la adolescencia, un niño normal estará más cerca de sus amigos que de su familia.

Otra razon por la que los padres no pueden separar a su hijo de los malos amigos es simplemente que uno no puede quitar lo que no puede reemplazar. Los padres no pueden reemplazar a los amigos de su hijo.

Hay muy pocas cosas que uno puede hacer para separar a su hijo adolescente de los malos amigos y las malas influencias. Aquí hay una guía de lo que se puede hacer. Si la sigue, disminuirán los problemas.


Qué puede hacer

No ataque a los amigos de su hijo
Cuando su hijo anda en mala compañía, su influencia sobre él es mínima o inexistente. Lo último que usted necesita es un enemigo. Si usted ataca al amigo de su hijo, eso es precisamente lo que conseguirá, un enemigo. Este enemigo ahora irá contra usted y tendrá más influencia sobre su hijo que usted.

No servirá de nada pedirle a su hijo que no le cuente a su amigo. Si usted habla mal de su amigo, esa persona lo sabrá minutos después de que las palabras salgan de su boca. Habrá hecho un enemigo en un momento en el que necesita todos los aliados posibles. Eso no significa que no pueda criticar su comportamiento. Es justo y razonable decirle a su hijo que no le gustan las cosas que su amigo está haciendo. Sin embargo, no lo ataque en forma personal.

Busque ayuda
Como parte de su crecimiento, su hijo está tratando de separarse de usted y forjar su propio camino. Esto es normal. Sin embargo, esta separación sólo lo incluye a usted, no incluye otros adultos. Esto le da una oportunidad de influir sobre su hijo de manera indirecta.

Debe tratar de encontrar un adulto o un joven responsable que tenga una buena relación con su hijo. Puede ser un miembro de su familia extendida, alguien en la escuela o en la comunidad. Puede pedirle a esta persona que mantenga el contacto con su hijo y trate de dirigirlo siempre que sea posible. Su hijo necesita confiar en alguien. Es mucho mejor que confíe en un adulto a quien usted conoce.

Debe recordar que si su hijo confía en un adulto responsable, usted no debe presionar a esta persona para que le revele sus conversaciones. Usted tiene derecho a obtener alguna información general, como si su hijo está bien o si está pasando por un momento difícil. Pero no presione ya que podría dañar la relación y por ende a su hijo.

Conozca a los amigos de su hijo

Este es un consejo arriesgado, pero generalmente funciona bien. Usted debería conocer a los amigos de su hijo personalmente. Puede sacar buenas ventajas de esto.

Tal vez descubra que los niños con los que su hijo se junta no son tan malos como pensaba. La adolescencia es difícil para todos. Todos los niños tienen problemas. Es muy posible que descubra que los amigos de su hijo son niños básicamente buenos que estan pasando malos momentos.

Elija un evento. Por ejemplo el cumpleaños de su hijo o alguna otra ocasión especial. Dígale a su hijo que quiere llevarlo a él y a cuatro o cinco de sus amigos a un restaurant a celebrar. Si se va a sentir avergonzado si alguien conocido lo ve en su compañía, llévelos a un lugar lejos de su casa, pero trate que no se den cuenta. No le conviene que su hijo se de cuenta por qué está manejando hasta el otro lado de la ciudad.

Las ventajas serán:

1. Tal vez descubra que juzgó mal a estos niños
2. Le dará a su hijo el mensaje de que si son sus amigos, son bienvenidos
3. Les dará el mismo mensaje a los amigos de su hijo. Tal vez usted sea el único adulto en sus vidas que los está tratando como personas
4. Usted ganará cuatro o cinco aliados que están en buena posición para ayudarlo cuando los necesite.

Las ventajas de tener a los amigos de su hijo como aliados
Lo primero que debe saber es que los niños tienen un sentido muy fuerte de los que está bien y lo que está mal. Ellos podrán estar haciendo algo malo, pero lo saben.

Ahora imagine esta escena: Su hijo sale con sus amigos el Sábado a la noche a hacer cosas que usted no quiere ni saber. Son las 11.30 y usted recibe una llamada. Su hijo se está divirtiendo mucho y todos sus amigos están con él ¿Se puede quedar hasta las 2 de la mañana? Usted le recuerda a su hijo que debe estar en su casa para las 12.00. Su hijo le dice algunas cosas desagradables y le cuelga el teléfono.

Ahora bien ¿Con quién se descarga un adolescente cuando está enojado con sus padres? Con sus amigos. Entonces, luego de colgarle el teléfono, su hijo habla con su amigo usando todos los insultos que conoce. Digamos que este amigo es uno de los que usted llevo a cenar. Esta persona podría decirle a su hijo: "¿Qué decís? Tu madre no es tan mala. Vos sabés que tiene razón. ¿Por qué la insultás así?" Este adolescente que usted llevó a cenar podría mandar a su hijo a casa antes que comiencen los problemas reales sólo porque usted lo trato como una persona.

¿Qué habría pasado si usted trataba mal a esta persona? ¿Se habría puesto de su lado? Esta es la ventaja de convertir a los amigos de su hijo en aliados y no en enemigos



Conclusión

Su hijo va a elegir a sus amigos. A esta edad, hay muy poco que usted pueda hacer para influenciar su elección. Sin embargo, si usted enfrenta el problema con sabiduría, hay ciertas formas en las que puede influenciar a su hijo indirectamente y así ayudarlo a que se mantenga lejos de los problemas.



© Anthony Kane, MD

Anthony Kane, MD is a physician and international lecturer. Get TDAH ADHD Child Behavior and Treatment Helpfor your ADHD child, including child behavior advice and information on the latest TDAH ADHD treatment and medication.

No hay comentarios:

Publicar un comentario