Recursos para tratar con mi hijo TDAH

Estas son los principales recursos a los que apelo para tratar con mi hijo. Obviamente, no siempre funcionan y a veces debo reconocer que pierdo la paciencia antes de usarlos. Cada niño es diferente, pero tal vez les puedan servir a ustedes.

Mantenerme tranquila
Facil decirlo, lo sé, pero si mi hijo me ve alterada por su comportamiento, se porta diez veces peor.

Cambiar de tema
Si la conversación se complica y veo que se acerca la tormente, cambio de tema inmediatamente. Preferentemente uso una frase disparatada que hace que mi hijo se ría.

Muchos elogios
Aunque el logro sea pequeño, me aseguro de que mi hijo sepa lo orgullosa que estoy de él. Trato de preguntarle cómo lo hizo para que vea que realmente me interesa.

Lista de habilidades
La autoesima de mi hijo no es muy alta. Cada fracaso parece enorme, especialmente si se trata de algo que su hermano u otros niños hacen bien. Es por eso que cuando se siente fracasado enumero las cosas que él hace bien. Esto lo llena de orgullo y lo hace sentir orgulloso.

Tareas chicas y de a una
Es muy difícil para mi hijo recordar varias indicaciones juntas, o realizar grandes tareas. Es por eso que trato de reducirlas. Por ejemplo, en lugar de decirle que se vista, se lave los dientes y se peine, le voy dando las indicaciones de a una a medida que las va terminando.

Cuadros de responsabilidades
Es muy difícil que mi hijo recuerde todo lo que tiene que hacer durante el día, por eso todas las semanas imprimo un cuadro de responsabilidades y lo pego en la puerta de la heladera. El va marcando las tareas a medida que las termina y ve qué le falta. Al final de la semana, recibe un premio de acuerdo con su actuación.

Premios
Stickers, salidas especiales, algun libro, dinero... hemos probado todos, especialmente en relación con el cuadro anterior. A medida que mi hijo crece, los premios cambian, y las responsabilidades también. Siempre nos ponemos de acuerdo acerca del premio que recibirá por alguna labor en especial (casi como si fuera el pago por su trabajo). Muchas veces recibe premios inesperados ante circunstancias especiales que demandan un esfuerzo extra de su parte.

Sueño
A mi hijo le cuesta mucho dormir, por eso la rutina del sueño es sumamente estricta en mi casa. Siempre se acuesta a la misma hora, mira un programa en la televisión o lee un libro, la luz siempre está prendida, la almohada siempre tiene una funda "fría" (las sábanas de franela están prohibidas), la puerta está abierta, etc. Algo que es muy importante para él es el ruido, siempre tiene que estar prendido el televisor, aunque con volumen bajo, porque si no escucha lo que el llama "la radio de mi cabeza" y no puede dormir.

Risa
Siempre encuentro algo de qué reir en todas las cosas que suceden. A veces la gente no entiende de qué me río, pero realmente prefiero reir antes que llorar.

Vergüenza
Algunas cosas que ha hecho mi hijo en público hicieron que deseara evaporarme, pero estoy aprendiendo a no dejarme influenciar por lo que la gente piensa. Después de todo, mi hijo no puede ser como es, y eso es lo que me digo a mi misma una y otra vez en esas situaciones.

Abrazos
A mi hijo le encantan los abrazos y las expresiones de afecto. A mí también.

Salidas
Algunas veces, cuando siento que no puedo más y se me acaban las fuerzas o la paciencia, pido a alguien que cuide a mi hijo y salgo a caminar, o a tomar café, sola o con amigos. Aprendí que si no me cuido a mi misma, no podré cuidarlo a él.



Si tiene un recurso para compartir o desea comentar acerca de este artículo, por favor escriba aquí

© ADeDe.info

No hay comentarios:

Publicar un comentario