¿Y nosotros? Los hermanos no TDAH

Todas las familias son distintas.

Algunas familias parecen clones: todos sus miembros usan el mismo tipo de ropa y los niños parecen versiones en miniatura de sus padres. Otras parecen no tener nada en común, salvo que les gustan las anchoas en la pizza. En todos los casos, los miembros de la familia están conectados por experiencias en común.

Y alguna gripe ocasional.

Las familias con niños con TDAH o alguna condición especial no son diferentes. Cuando un niño tiene TDAH, afecta a toda la familia. El modo en que la afecta, depende de los padres.

Un niño con TDAH requiere más tiempo y atención que un niño sin TDAH. Eso es ineludible. Lo mismo sucede con cualquier niño con necesidades especiales. ¿Cómo hacemos para ocuparnos de ellos sin quitarle atención a los otros niños?



Todos los niños necesitan saber que son amados

Es crucial que sus hijos no TDAH sepan que usted los ama. Los niños no entienden el amor teórico, necesitan demostraciones. Necesitan que les demuestre que son importantes para usted.

Busque tiempo para estar solo con sus hijos no TDAH. Los niños con necesidades especiales reciben toda clase de atención especial (talleres, terapeutas, deportes...) y esto es bueno y debe hacerse. Sin embargo los niños no TDAH pueden sentirse dejados de lado. ¿Por qué no va a los talleres? ¿Por que no tiene entrenador?

¿Cuándo le toca a él estar con mamá y papá?



Dedique tiempo para hacer algo con este niño

Solos los dos, o mejor aún, los dos padres y él. Trate de hacer algo que normalmente no haría si estuviera su hijo con TDAH. No diga: "Ya que no está Pedro, hoy nos podemos divertir en serio". Eso no es bueno. Pero pueden ir a pescar (un deporte terrible para los niños hiperactivos), o hacer algo que requiera prestar atención durante un tiempo largo, o que requiera buenas habilidades sociales. Esto requerirá que usted sepa qué le interesa a su hijo, que le gustaría hacer.

Estas salidas son tan importantes como el cuidado especial que requiere su hijo TDAH. Tal vez más importantes.



Muestre interés en lo que hace su hijo sin TDAH

El niño con TDAH vuelve a casa con un examen aprobado y todo el mundo lo elogia y la familia sale a comer para festejar. Esto es bueno. Pero el otro niño vuelve a casa con un examen en el que sacó la mejor calificación y nadie le presta demasiada atención. Se supone que este niño debe sacar buenas calificaciones.

Claro que debería hacerlo, pero ¿Sabe cuánta gente no hace lo que debería hacer?

El niño sin TDAH también necesita motivación y apoyo. Reconozca sus habilidades. A veces hay una gran diferencia entre una buena calificación y un trabajo de excelente calidad. Tal vez suceda que con un poco de elogios y motivación, el "buen" estudiante se convierta en el estudiante "excelente", esa clase de personas que superan todas las expectativas.



Sea justo

No es justo esperar que su hijo sin TDAH tolere que le rompan los juguetes, le griten o lo golpeen. El niño sin TDAH debe aprender a ser tolerante y compasivo, pero el niño con TDAH también debe aprender que su comportamiento tiene consecuencias y que las demás personas tienen derechos.

Si justifica los comportamientos inaceptables del niño con TDAH, le estará enseñando a esperar lo mismo de todas las personas en su vida. Le niño sin TDAH debe aceptar a su hermano tal como es, pero no es justo que usted le diga, mientras trata de arreglar su juguete por enésima vez, que su hermano "es así". Eso crea resentimiento.



Demuestre amor a cada uno de sus hijos

Muéstrelo en formas que ellos entiendan porque en realidad, cada niño es especial.



© TDAHers.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario